lunes, 3 de octubre de 2011

Biescas no se merece esto

En una de nuestras tantas escapadas al Pirineo de Huesca, hicimos una parada en Biescas... y nos quedamos de piedra al comprobar que todo continúa igual que en 1.996, cuando una riada acabó con la vida de 87 personas. 
 
Sigue en pie el edificio de recepción. Las tomas eléctricas delimitan las parcelas. La piscina es un huerto de malas hierbas y hojas muertas.











Afortunadamente, Biescas es mucho más que este macabro recuerdo: enclavado en un lugar privilegiado del valle del Tena, un perfecto cuartel general para grandes excursiones, moteras o no.
 
Saludos y buena ruta!

1 comentario:

  1. Cada vez que paso por Biescas me invade la misma sensación de desasosiego. Hay pueblos que están ligados en la memoria a la tragedia, y eso es difícil de borrar. Luego, al dejar atrás la población, veo las cuestas que rodean la zona y me acuerdo del pedaleo asimétrico y agónico de Fernando Escartín. Sólo entonces sonrío recordando tardes veraniegas con mi madre frente a la tele.

    ResponderEliminar