viernes, 9 de marzo de 2012

Teruel, el ferrocarril que nunca existió

En la provincia de Teruel, todavía es posible seguir las huellas de un trazado ferroviario que nunca vio pasar un solo tren; es parte de lo que tenía que haber sido el "Ferrocarril transversal Baeza-Saint Girons", ambicioso proyecto que pretendía unir Andalucía y Francia por el interior de España.
 
Esta magna obra se empezó a construir en 1926, y dada su complejidad técnica, se dividió administrativamente en cinco sectores: Baeza-Utiel, Utiel-Teruel, Teruel-Alcañiz, Alcañiz-Lleida y Lleida-Saint Girons. Los cinco subproyectos se desarrollaron de forma desigual: mientras que en algunos tramos no se llegó a dar una palada al suelo, hubo otro en el que aún hoy circulan trenes, el tramo Lleida-La Pobla de Segur.
 
El tramo que protagoniza esta crónica, Teruel-Alcañiz, se construyó casi en su totalidad (estaciones, puentes, túneles, plataforma de vías), pero no se llegó a colocar ni un metro de raíl. Se cuenta que convergieron varias razones, como las dudas institucionales de que la línea fuera económicamente rentable, la Guerra Civil, y finalmente las políticas de movilidad del desarrollismo, claramente favorables al transporte por carretera… Como habéis podido leer, dilapidarse dinero público en infraestructuras públicas tan caras como inútiles no es un invento del siglo XXI.

En la carretera
 
La mayor parte de las estaciones están al pie de la carretera que une Alcañiz y Teruel. Cada día más ruinosas, algunas ya son poco más que escombros. Más difícil es seguir el rastro de la antigua plataforma de vías: después de casi 80 años, la mayor parte del recorrido ha desaparecido bajo campos de cultivo, movimientos de tierras, reconversión en vía verde o la propia acción de la vegetación silvestre.
 
Entre Alcañiz y Teruel había 22 estaciones, pero no las documentaré una a una: hay personas muy competentes que ya lo han hecho.
 
Arranco en Alcañiz. Como en tantas otras ocasiones, la estación está demasiado lejos del pueblo. Tapiada y vallada, y mantiene en la fachada el letrero con el nombre de la estación, algo poco usual.

Salgo de Alcañiz por la plataforma de vías (fácil, está asfaltada y ninguna señal prohíbe transitar con vehículos a motor), pero cuando llego a la altura del circuito de Motorland, el rastro desaparece por completo, y vuelvo a la N-211.
 
La estación de Castelserás sólo mantiene una pared en precario equilibrio, abandonada a su suerte en medio de campos de cultivo.

Hay una referencia en el horizonte: la central térmica de Andorra. Me acerco hasta sus pies siguiendo una carretera secundaria, solitaria como si no hubiera nadie más en el mundo.

De vuelta a la nacional, siguen pasando estaciones: la de Alcorisa es particularmente regia.

Más al sur, me recibe la marciana orografía de la sierra de Sant Just, rica en carbón, y que ahora padece la crisis de una fuente energética cada vez más cara y poco sostenible. Entro en Escucha, bastante deprimente a causa de la concentración industrial: una central térmica, los pozos mineros ya agotados, y el antiguo barrio de los trabajadores, tapiado. 

Tras un vistazo a la estación de Valdeconejos, vuelvo a perderme por las carreteras perdidas de la sierra de Sant Just.

La estación de Perales de Alfambra está en pleno proceso de restauración, parece ser que quieren reconvertirla en albergue...

Viaducto ferroviario a la entrada de Alfambra.

 
En Villalba Baja, la plataforma de vías corre paralela a la carretera, presenta buen aspecto porque la han reconvertido en vía verde. 
 
En la entrada de Teruel, doy por finalizada esta breve excursión...
 
¡Saludos y buena ruta!

8 comentarios:

  1. No me cansaré de repetirte que deberías cambiar de profesión y dedicarte a escribir libros de viajes. Tu disfrutarías un montón y nosotros, pobres lectores, también.
    Una vez más, estupenda crónica y muy buenas fotografías.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Jesús! No sé de qué manera devolverte el cariño volcado en tus comentarios... ¿Qué tal 60000 euros en una cuenta bancaria de Suiza? Mmmm vamos a considerarlo jejeje... En serio, muchas gracias, y acepto sugerencias de rutas por tierras mañicas, que tú debes conocer unas cuantas de esas.
    Un abrazo y feliz ruta!

    ResponderEliminar
  3. Pues.... te acabo de descubrir y ... vaya ,que grata sorpresa.
    Me gusta,si señor,me gusta.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Rococa! Un saludo y buena ruta ;-)

    ResponderEliminar
  5. Hola Manel, me gusta mucho tu descripción de la ruta del ferrocarril de Teruel. Mi familia es de Calanda y desde bien pequeño, siempre que visito el pueblo esa "ruta del tren fantasma" me hace disparar la imaginación, a propósito la estación de Calanda fue derruida hace unos años después del accidente de unos adolescentes debido al peligro que tenía su estado de conservación.

    He hecho una referencia (que se publicará mañana día 19 de octubre) a tu página en la comunidad de facebook que llevo dedicada a Calanda, la puedes ver en www.facebook.com/comunidad.kalanda.

    Bueno, tan sólo felicitarte por tu publicación y tus excelentes fotos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manuel! Me haces sentir orgulloso y halagado de que menciones este artículo en tu comunidad de Facebook. Y por supuesto también me alegra mucho que hayas disfrutado con su lectura: Teruel sí que existe para muchos de nosotros ;-)

      Abrazo de vuelta!

      Eliminar
  6. Muy buen reportaje...Estoy preparando una salida por esa zona,soy de Valencia, pero me gusta mucho la zona de Teruel, he salido alguna que otra vez por alli, pero siempre me ha llamado mucho la atencion lo de esta linea de tren "fantasma" el recorrido tuyo fue todo por asfalto, yo lo haria en sentido contrario, ya que saldria desde Valencia..sabes si se podria realizar por pistas??..los restos de la via estan todos como via verde?
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Melchor! Seguir el trazado de la vía del tren es imposible, ya que el 95% del recorrido está levantado, labrado o invadido por la maleza... El único trozo que se mantiene entero son unos pocos kilómetros reconvertidos en vía verde, cerca de Teruel.

      Eso sí, para llegar hasta las estaciones tienes algún que otro corto trayecto de camino, muy poca cosa si lo que querías era hacer una ruta bien "marrón" ;-)

      Ojo! Todo esto que te cuento es del tramo Alcañiz-Teruel, desconozco si en alguno de los otros tramos la cosa está diferente...

      Gracias por el seguimiento, saludos y buena ruta!

      Eliminar