lunes, 10 de diciembre de 2012

Bárdenas reales y campo de tiro militar


Las “Bárdenas Reales” son uno de esos paisajes singulares que no pasan desapercibidos. Situadas al sur de Navarra, son un vasto territorio de 42.000 hectáreas, declarado Parque Natural en 1.999, y Reserva de la Biosfera en el año 2.000.






Hay que distinguir dos zonas en las Bárdenas: la Negra, que aún presenta vegetación, y la Blanca, casi completamente descarnada y con un suelo de yeso que le confiere el característico color blanco. El viento y el agua han ido esculpiendo una orografía caprichosa, con hondonadas, mesetas y picos de formas singulares.



Su singularidad ha provocado que sea escenario de campañas publicitarias, y tambien de diversas películas, como “Airbag”, “Acción Mutante” o “El mundo nunca es suficiente”.


Hay una serie de pistas forestales, abiertas a los vehículos de motor, que permiten adentrarse en estos paisajes marcianos.




El campo de tiro militar

En el centro de las Bárdenas hay un campo de tiro aéreo militar, masivamente señalizado con carteles y una valla videovigilada.



 Las balizas de colores y los vehículos achatarrados que se ven en el interior no dejan duda de su uso. Investigando su historia, descubro que fue creado en 1.951, y es utilizado por aviones españoles y de la OTAN (americanos, principalmente) para hacer prácticas con fuego real. Actualmente, es el único polígono de estas características que hay en España.


Existe una fuerte contestación social que exige la desaparición de este complejo, pero el Gobierno lo ha descartado “al no haber alternativas”. Desde hace años, cada primer fin de semana de junio se hace una marcha de protesta en la zona.


En 1.983, un atentado de ETA arrasó prácticamente todas las edificaciones del polígono. El principal autor del atentado fue Miguel Ángel Gil Cervera, etarra que se “infiltró” en el Ejército como voluntario.

Pese al hermetismo habitual del Ejército, se han documentado como mínimo 70 accidentes aéreos en el polígono y zonas aledañas; el último accidente con víctimas mortales fue en el año 2.000 (choque frontal de dos F-18, muriendo uno de los dos pilotos).
El último accidente data del año 2.009 (un F-18 se estrella en el suelo, fuera de los límites del campo de tiro).

Hoy en día, los ejercicios se realizan principalmente con proyectiles no explosivos, aunque como mínimo una vez al año se hacen maniobras con fuego real. Las dos fotos de abajo muestran una “meseta” que hace las veces de atalaya, la primera mientras impacta una bomba, y la segunda con el intrépido motero acercándose a la misma atalaya tanto como le es posible…

Saludos y buena ruta!

3 comentarios:

  1. Que peligro tiene asomarse a ese campo de pruebas,
    aunque las detonaciones se vean a lo lejos, los pelos se ponen de punta solo de oir sus estruendos.

    ResponderEliminar
  2. Ha sido como cabalgar por el desierto. Muy chulas Las Bardenas...Y cuidado con los cazas. ;)
    Un saludo.
    Gelu.

    ResponderEliminar
  3. Qué paisaje tan sugerente¡¡¡ Una ruta muy original ;)
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar