lunes, 25 de marzo de 2013

Las trincheras de Alcubierre


La sierra de Alcubierre, al Norte de los Monegros, fue escenario de una de las batallas más largas de la Guerra Civil. Por ser un lugar de interés estratégico, los dos bandos se disputaron largamente esta posición, llamada el “muro de Aragón”. Las trincheras de los dos bandos estaban muy separades entre ellas, y a falta de artilleria pesada o apoyo aéreo, los contendientes se limitaban a tantearse en breves escaramuzas, protegiéndose al máximo de ser un blanco fácil en tierra de nadie. Fueron unos meses de "guerra de broma".
Milicias del POUM en las trincheras de Alcubierre (FUENTE: Fototeca)
Fuente: fototeca
Fuente: Fototeca
Estas trincheras han sido acondicionadas, y son visitables. Se pueden encontrar a ambos lados de la carretera A-129, justo en el límite entre Huesca y Zaragoza. Cada trinchera tiene su particular "ideologia", la llamada "Ruta Orwell" habla en clave republicana, y los vestigios de "Las tres Huergas" inspiran conquistas del bando sublevado.


Ruta Orwell



El escritor británico George Orwell estuvo en la contienda, enrolado en las brigadas anarquistas Internacionales. Fue uno de los que luchó en las trincheras de Alcubierre, en 1.937. Herido en una de las escaramuzas, fue evacuado a Barcelona, donde escribió su obra "Homenaje a Cataluña".
George Orwell
Las trincheras de la "ruta Orwell" han sido rehabilitadas manteniendo el máximo de fidelidad a su disposición original.



Las Tres Huegas

Al otro lado de la carretera, frente a las trincheras republicanes de la "ruta Orwell", el ejército sublevado había afianzado su posición después de perderla en una batalla, y finalment recuperarla, dejando atrás múltiples bajas de los dos bandos. Además de las trincheras, aún se conserva un monolito dedicado a los franquistes caídos en aquella batalla.
Foto histórica de una escaramuza en "Las tres Huegas"


En la cima más alta, el “Puig Ladrón” –también conocida como “Posición San Simón”-, se levantó en la década de los 40 un monumento en memoria a los caídos por el bando nacional.


Aún hoy, cada mes de abril, unas pocas decenas de personas se reúnen aquí para protagonizar actos de exaltación del franquismo.

En la zona de Las Tres Huegas, el fantasma de la antigua carretera se resiste a desaparecer, hundiéndose lentamente bajo la vegetación forestal.



Saludos y buena ruta!

2 comentarios:

  1. Siempre es interesante el recordar lo que fuimos para comprender lo que somos.
    Me encantan tus excusas moteras para dar unas lecciones prácticas de historia.:-)
    Por cierto la foto del párrafo de la Ruta Orwell es una candidata ideal para ya sabes qué concurso fotográfico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Noise! No sé si a tí te pasa, pero después de leer decenas de crónicas de rutas al estilo "coge esta carretera, que desemboca en tal carretera que acaba en un mirador bueno de narices" ha acabado por aburrirme: está bien deleitarse con las vistas del mirador, pero también es interesante saber a quién demonios se le ocurrió la idea de poner un mirador ahí, no sé si me explico...

      Tomo nota de la foto concursal, un abrazo y hasta pronto!

      Eliminar