lunes, 23 de mayo de 2016

El monumento de "los biberones"



En 1.938, durante la Guerra Civil, el ejército sublevado estaba en la riba del río Ebro, preparado para iniciar el ataque final sobre Cataluña. En un movimiento desesperado, el gobierno republicano movilizó a los jóvenes nacidos en 1.920 y 1.921; fue la llamada “Quinta del Biberón”, enviada a primera línea del frente cuando aún no tenían ni 18 años. Muchos de ellos combatieron en la “Batalla del Ebro”, la más larga en tiempo, numerosa en combatientes y cruenta en víctimas de la Guerra Civil.

El 25 de Julio, en Mequinenza, tropas republicanas atravesaron el río Ebro para arrebatar territorio a los sublevados; fue la llamada “bolsa de Mequinenza-Fayón”, a priori un movimiento alejado del frente principal, que se situaba río abajo, en Miravet, Ascó o Mora la Nova. Se pretendía tomar el control del llamado “Cruce de Gilbert”, donde se encontraban las carreteras de Fayón y Fabara.

Los republicanos llegaron a conquistar el alto dels Auts, la cima más estratégica de la zona, pero los franquistas recuperaron el terreno perdido tras nueve días de intensos combates por tierra y aire; murieron más de 800 republicanos y 135 franquistas en el que fue el choque más letal de la batalla del Ebro.

En 1.998, la “Agrupación de Supervivientes de la Quinta del Biberón” erigió una escultura en el alto dels Auts. Es obra del artista Javier Torres, y tiene dos placas que dicen lo mismo, en castellano y catalán: “A los que perdieron, que fueron todos”. Alguien ha apilado algunos huesos al pie del monumento, se supone que encontrados por la zona.



No hay comentarios:

Publicar un comentario