lunes, 19 de septiembre de 2016

Cecilia

Cuando Cecilia murió, yo sólo tenía cuatro años de edad. Sin embargo, muchos de nuestros padres se sobresaltaron ante el anuncio de su pérdida, y no sólo porque fue una “cantante de melodías bonitas”, sino por la bocanada de aire fresco que suponía escuchar, en tiempos rancios, letras que cantaban a la libertad, el feminismo o la ecología.


Cecilia fue lo más parecido a una cantante folk que tuvimos por estos lares, gracias a su viajada infancia: era hija de un diplomático itinerante, lo que sirvió a la nacida como Evangelina Sobredo Galanes para dominar y componer canciones en inglés.

En 1.972, grabó el tema "Dama, dama"  con la discográfica CBS. Pese a que la letra pueda parecer inocente, en aquel entonces supuso darle la vuelta al tradicional rol femenino, básicamente circunscrito a los límites de la cocina. En 1.973 aparece su segundo disco, con canciones que mencionan la Guerra Civil, el ecologismo o el existencialismo. El tercer disco, (“un ramito de violetas”, 1975) fue el de su definitiva consagración, con la canción homónima, u otras como “mi querida España”, cuya letra original tuvo que modificarse ya que al censor no le gustaba aquello de “esta España viva, esta España muerta"; aquel mismo año, Cecilia fue la representante nacional en el festival de la OTI, consiguiendo un segundo puesto con la canción “amor de medianoche”.

Cecilia murió cuando estaba en la cima de su popularidad, de una manera que entonces no era infrecuente: un accidente de tráfico. La noche del uno de agosto de 1.976, tras finalizar un concierto en la sala Nova Olimpia de Vigo, ella y tres miembros más de la banda subieron a un SEAT 124 y se pusieron rumbo a Madrid, ya que aquella misma mañana les esperaban para grabar unos temas de estudio. Conducía el teclista Joe González, a su lado se acomodó el batería Carlos de la Iglesia; detrás, a la izquierda, estaba el bajista Carlos Viciello, y junto a él, Cecilia.

en el concierto de Nova Olimpia
La carretera N-525 era por aquel entonces la “calle mayor” de los pueblos que atravesaba. A las seis menos veinte de la madrugada, en la travesía de la población zamorana de Colinas de Trasmonte, un carro tirado por dos bueyes irrumpió en la vía, y el coche de los músicos lo embistió violentamente; los travesaños de la carreta insertaron el turismo como dos lanzas.

El matrimonio de labriegos que conducía la carreta salvaron la vida, aunque con secuelas que arrastraron durante el resto de sus días. Joe González fue evacuado con diversos politraumatismos; tras él, Viciello salió ileso… Carlos de la Iglesia y Cecilia murieron en el acto a causa de las severísimas heridas causadas por los travesaños.


En 2.010, Colinas de Trasmonte puso un monumento conmemorativo en el lugar del accidente.




Saludos y buena ruta!

7 comentarios:

  1. Sobrecogedora entrada hacia el recuerdo de Cecilia. Que bien documentada. ¡Una gran pérdida! Está bien recordar a la gente de esa valía, hoy que todo va tan rápido y parece haber poco tiempo para sentimentalismos. Muchas gracias, Manel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu seguimiento, Antonio Alberto... Hago mía tu frase relacionada con lo efímero que es todo.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Manel: ¿Se sabe hoy a ciencia cierta a qué velocidad iba el coche de Cecilia? ¿Qué tan cierto es lo que se ha dicho de que iba a más de 100km.? ¿Hubo exceso de velocidad? ¿Por qué las luces del coche no fueron suficientes para ver el carro tirado por bueyes? ¿La muerte de Cecilia fue instantánea.? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Ante todo, las respuestas que te daré son meras suposiciones sin corroborar... Yo también he leído que el coche iba con exceso de velocidad, algo fuera de toda duda por la deformidad estructural del vehículo. Esta cuestión responde también a la pregunta de por qué las luces del coche no fueron suficientes para ver el carro: si el coche circulaba, supongamos, a 80 kilómetros por hora, cada segundo recorría 22 metros. Si las luces cortas iluminan 40 metros por delante del coche, significa que el conductor tuvo menos de dos segundos para tomar conciencia de lo que tenía delante: prácticamente imposible evitar la colisión.
      Sobre las circunstancias de los fallecidos, transcribo lo que publicó la prensa de la época: fallecimiento instantáneo a causa de los traumatismos severos provocados por los travesaños.
      Saludos!

      Eliminar
    2. El conductor, el músico Joe, es entrevistado en un documental sobre Cecilia. en youtube creo que se llama "Minidocumental". En la cara se le ve la culpa y el deseo de exculparse, echándole la culpa (valga la redundancia) a todos los factores externos: que es que como Cecilia iba pegada del vidrio... que si Cecilia hubiera estado despierta se hubiera podido correr hacia atrás reaccionando a la colisión...que hubiera evadido el golpe...¿alcanzaría? pero como iba dormida.... o sea que es culpa de Cecilia..... que las luches de los coches lo encandilaban y no le dejaban ver bien.... ¿Habría muchos coches a las 5:40 de la madrugada?. Que el apenas iba a 60 kilómetros por hora..... que recibió amenazas por carta de fans de la época.... Todo lo dice mirando al piso, evadiendo la mirada...

      Valdria la pena que alguna vez hicvieras en tu motocicleta el recorrido entre la antigua discoteca Olimpia de Vigo y el sitio de la tragedia, sólo a 60 KM por hora, cronometrando el tiempo. A ver si coincide la velocidad con el tiempo de recorrido -teniendo en cuenta que la carretera quizás hoy es un poco mejor-

      En ninguna parte dice "yo reconozco que..".

      el tal Joe no puede reconocer exceso de velocidad porque lo podrían haber demandado por "homicidio culposo", él tiene que justificar el accidente en circunstancias externas al vehículo..... y como Cecilia iba dormida contra la ventana..... se suicidó.

      Afortunadamente la conciencia le ha cobrado estos 41 años.

      Minuto 8:30 en adelante

      https://www.youtube.com/watch?v=Y9Ivgk16Hdo&t=1s

      Eliminar
  3. De Vigo a Colinas de Trasmonte hay 310.9 kilómetros. Haciendo ese recorrido a 60 kms por hora, tomaría 5 horas con 18 minutos (con las autopistas de hoy). Ellos salieron de Vigo a las 3 de la mañana y ya estaban en Colinas a las 5:40 de la mañana, en dos horas con 40 minutos... Eso me dá un poco más de 120 kilómetros por hora... Un Seat podía alcanzar máximo 160 km por hora... si me equivoco en mis cálculos me corriges. Según esto deberían venir a 120 kilómetros por hora más o menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piensa que las horas son aproximadas, y la distorsión de la información puede alterar esas medias kilométricas... en todo caso, sí que parece claro que estaban apurados por llegar lo antes posible a Madrid.

      Eliminar